jueves, 20 de enero de 2011

Felíz día más triste del año!!!

Cómo es posible que alguien pueda predecir cuál será el día más triste del año?
Para mi es insólito!
Mi predicción al leer ese título fué que había muerto alguien importante, pero me equivoqué!
Que el 17 de enero del 2011 sería el día más triste del año fué el resultado que arrojó una investigación de 3 años:
'Así lo asegura el investigador Cliff Arnall, que ha identificado este día como el más depresivo del año, basándose en una ecuación en la que ha tenido en cuenta factores como las deudas económicas, el tiempo, la motivación de las personas y la distancia con las Navidades. 

Según cuenta The New York Post,  Arnall considera que ese día termina el período en el que la gente se da cuenta de que sus propósitos para el nuevo año no se van a cumplir. Además, la gente se da cuenta de que debe pagar lo gastado en Navidades y los regalos ya llevan abiertos demasiado tiempo para causar emoción. Todo eso combinado con el mal tiempo (los días grises y el frío), hacen que el 17 de enero sea el más deprimente y triste del año.'' Fuente: noticias.com
Encuentro una conexión entre la investigación y algo que me sucedió a mí justamente esta semana: 
En primer lugar el lunes desarmamos el árbolito! Qué casualidad!
En segundo lugar pensé: ''Ya estamos a mediados de Enero!'' Y ahí me dió un poquito de nostalgia pensar en que se nos había ído la fiestas como el agua entre los dedos y recordé mis resoluciones escritas durante los 2 primeros días del año...pero aún no siento frustración, me parece que es muy pronto para tirar la toalla!
Lo que los científico aún no descubrieron es el remedio para el día más depresivo del año, el calmante para volverlo a intentar, la píldora para retomar las metas o el desodorante ''no te abandono objetivo 2011''!
Por supuesto se llama Jesucristo! Dice la Biblia y me encanta citarlo: que Él no apagará el pábilo humeante'', es decir la vela que ante los ojos de los demás está ''terminada'', para Él no lo está.
Jamás le dará un soplido para terminar de apagarla, al contrario avivará su casi perdida llama para volverla a encender, porque la quiere viva, útil, cumpliendo el propósito por el cual fué creada.
Ese es mi remedio a los días tristes o frustrados! Ese es mi Dios! 
Felíz día más triste del año!