viernes, 14 de enero de 2011

Accidente con las CROCS!


Teo y Noé usan las sandalias CROCS todos los días para estar en casa, salir a pasear e ir a la colonia. Son cómodas, livianas, flexibles, aunque calurosas y sudorosas!
Ayer fuímos al shopping de Devoto a pasear, pués tenían entradas para ir al cine con la abuela. Cuando nos dispusimos a subir por la escalera mecánica, Noé me muestra como le quedó doblada la sandalia hacia arriba junto con el escalón. Me pedía que lo mire pero mis ojos no comprendían el asombro que señalaba mi hijo.
Cuando llegamos hasta arriba, Noé me dice asustado que no puede sacar el pie, y me alarma. La escalera se detiene y entramos en pánico: Se atoró el pié!!
Gracias a Dios, no fue el pié, sinó solo la sandalia. Un hombre que víaja en la escalera justo detrás nuestro nos ayudó a ''arrancar'' literalmente la CROC de la escalera , la cual se había detenido y estuvo suspendida por unos minutos.
Esta mañana recibo un mail de mi tía Alicia, que está circulando advirtiendo el uso de las CROCS en las escaleras mecánicas que incluía fotos de un pié con el dedo mutilado bajo las mismas circunstancias que Noé. Las fotos dan mucha impresión y no me pareció publicarlas en este espacio, pero si alguien las quiere me las solicita por mail. Además dice que ya están prohibidas en algunos hoteles de España y del mundo.
Dios ha guardado a Noé (una vez más) de un accidente horrible.
Recuerdo ese texto tan real que dice:
''Porque Él ordenará que sus ángeles te cuiden en todos tus caminos. Con sus propias manos te levantarán para que no tropieces con piedra alguna.'' Salmo 91: 11y 12