jueves, 22 de julio de 2010

El poder del ABRAZO


Existe una campaña mundial que incitar a los abrazos a raíz de un aporte científico que dice que una persona necesita 8 abrazos diarios para vivir saludablemente.
Leyendo e investigando encontré este artículo que tiene datos muy interesantes:

Abrazar es una grandiosa medicina. Transfiere energía, y da a la persona que es abrazada un estímulo emocional. Necesitamos cuatro abrazos al dia para sobrevivir, ocho para mantenernos, y doce para crecer. Un abrazo te hace sentir bien. La piel es el organo mas grande que tenemos y necesita mucho cariño. Un abrazo puede cubrir una gran parte de la piel y da el masaje que necesitas. Es tambien, una forma de comunicarse. Puede decir las cosas para las que no tienes palabras. a cosa mas buena acerca de una abrazo es que no puedes dar uno sin recibir otro.
Terápia con Abrazos
La teoría detras de esta terápia es que el que nos toquen no es solo bueno. Sino, que es necesario! Investigaciones científicas apoyan esta teoría pues nos dicen que el contacto físico o la estimulación física es absolutamente necesaria para nuestro bienestar emocional.
El tacto terapeutico, reconocido como una herramienta esencial para la curación, ahora es parte del entrenamiento de enfermeras en grandes centros medicos. El tacto es usado para reducir el dolor, la depresión y ansiedad, como tambien para aumentar el deseo de vivir del paciente, y para los bebes prematuros que carecen del contacto físico mientras estan en la incubadora y asi ayudarles a crecer y prosperar.
Resultados de los Experimentos Cientificos
Varios experimentos han demostrado que el contacto físico puede:
hacernos sentir mejor con nosotros mismos y nuestros alrededores
tener un efecto positivo en el desarrollo de los niños y su inteligencia
causar cambios fisiologicos calculables en los que tocan y a los que tocan
Apenas empezamos a entender el poder del contacto físico.


El ''contacto físico'' es uno de los elementos infaltable en la antiguedad cuando un padre decidía bendecir a su hijo. El papá tomaba a su hijo entre sus manos, lo tocaba, lo abrazaba y lo acariciaba mientras oraba por él y le pedía a Dios una bendición especial.


Así hizo también Jesús con los niños que le acercaban para que los bendijese: los abrazaba!


Y ese es nuestro ejemplo para nuestros hijos: Tocarlos, abrazarlos y acariciarlos para que crezcan llenos de cariño y saludables.


Si nos preguntaran cuántan veces hemos abrazado a nuestros hijos hoy...cuáls ería nuestra respuesta?