lunes, 21 de enero de 2013

REPLANTEOS, UN MAL NECESARIO

No me gustan los replanteos, son tediosos, me llenan de ansiedad, me obligan a mirar las cosas que no quiero ver y empiezo a sentir que hay poco tiempo para cambiar si es que hay alguna chance.
Horrible!
Pero reemplatearse las cosas provoca cambios que benefician la vida, por lo tanto los replanteos son un mal necesario!
Es como el dicho de "barajar y dar de nuevo"
Empecé hace una semana un estudio biblico de Lucas con unas "mami bloggers" donde leemos una porción bíblica asignada cada día y luego escribimos nuestra reflexión en facebook para compartirla entre todas. El ministerio se llama GOOD MORNING GIRLS
Me está haciendo muy bien, y el Padre tiene la bondad de hablarme por medio de la lectura y de los comentarios de mis hermanas.
Les dejo a modo de ejemplo la lectura del día de hoy (Lucas 2:1-7) y mi sencilla reflexión compartida:

"Lo que le pasó a Aquel niño cuando nació, no es lo mismo que le pasa hoy conmigo cuando no lo recibo, cuando le doy la espalda, cuando no lo tengo en cuenta, cuando me olvido de Él, cuando no reconozco que las bendiciones que tengo fueron dadas por Él, cuando no perdono, cuando soy indiferente a mi prójimo? Nos compadecemos de esa escena en el pesebre y no nos damos cuenta que la repetimos una y otra vez en la actualidad cuando no le damos el lugar que Él se merece en nuestras vidas! wow! Dios me está hablando! Gracias Señor!"
 
Este pensamiento es el que me estoy replanteando. De qué manera puedo darle mayor lugar a Dios en mi vida?  Qué tengo para ofrecerle mejor que un pesebre?  Qué lugar mas limpio, mas ordenado y mejor perfumado puedo entregarle hoy?