viernes, 12 de noviembre de 2010

RECOMPENSAS A CAMBIO DE RESPONSABILIDADES



ANA PONIENDO LA MESA

ESTA CAMA ES DE TEO, HECHA A LAS 7:45 AM

ESTA ES NUESTRA OPINIÓN COMO FAMILIA:
Nosotros estamos a favor de fomentar la responsabilidad por el orden e higiene de la casa desde temprano para que todos nos sintamos a gusto. Para lograrlo desde que son pequeños creemos que necesitan una motivación externa, como un premio. ‘’Algo’’ que los motive a hacer la tarea, ya que consideramos que las ‘’motivaciones internas’’ vienen más adelante. Que los chicos comprendan que una responsabilidad familiar se cumple por el bien de toda la familia es algo que se aprende mientras vivimos, si reforzamos con nuestras palabras este concepto. Si empezas desde temprano (y aquí no pongo edades para no hilar tan fino) premiar puede ser un recurso muy efectivo, aunque peligroso si abusamos de él.
Por otra parte, creemos que es primordial buscar con detenimiento el tipo de premio. No recurría al dinero para no mezclar ‘’salario’’ con responsabilidad hogareña, pero sí unas figuritas, gogos, chichitos, útiles escolares, o cualquier juguetito económico y atractivo. Me gustan en especial las figuritas, porque es un elemento coleccionable en el que todos los padres caemos en comprar tarde o temprano y está muy bueno que ‘’se lo ganen’’ en vez de obtenerlas por gracia.
Un punto importante para considerar es que ‘’premiar’’ no debe estar tan errado si es un recurso que nuestro Señor pensó para nosotros. La Biblia habla de distintas coronas (eterna, de justicia, de vida, de misericordia, de gloria, de gozo, etc.), y están ‘’prometidas’’ para los creyentes que hacen determinadas cosas. Hay un ‘’pago’’ por nuestras obras. A pesar de que nosotros no servimos por ese pago, sabemos que está y que se nos otorgará dentro de la misericordia de Dios.
 Pero retomando al eje de nuestro debate, no es mi intención adueñarme de ninguna postura, sino más bien hablar de nuestra experiencia con el cuadro de responsabilidades.
La primera semana mis hijos (9, 8 y 4 años) tomaron con alegría y expectativas el desafío. Miraban el cuadro trataban de entenderlo, preguntaban acerca de los premios, hicieron tantas preguntas como fuera necesario hasta entender lo que para ellos era ‘’un juego nuevo’’ dentro de casa.
Han logrado aprender a hacer la cama, poner y sacar la mesa, ordenar la ropa que se sacan, aprendieron a utilizar un secarropa, a regar las plantas, barrer, y ordenar.
A pesar que los fines de semana, el cuadro estaba nulo, ellos igual cumplieron las responsabilidades cotidianas sabiendo que no tenían premio.
Me siento totalmente SATISFECHA hasta acá.
Logramos:
  • Que se vayan perfeccionando en el cumplimiento de tareas  (por qué no saqué una foto el primer día que hicieron la cama? Hoy compararía las fotos y les demostraría cómo la práctica mejora los resultados!)
  • Aprendieron acerca de hacer las cosas lo mejor que pueden y no así nomás, mediocremente.
  • Que valoren el órden
  • Que acomoden las mochilas en un placard, en vez de dejarlas tiradas en el suelo!
  • Que tengan la pieza siempre ordenada
  • Aceptación cuando mamá o papá piden un favor o ayuda ‘’extra’’. Como se familiarizaron con las tareas dentro de la casa, cuando les pedimos otra cosa (que no está en el cuadro) aceptan sin protestar! Por ejemplo llevar la ropa planchada al piso de arriba, donde se encuentran las habitaciones. Y No piden nada a cambio! Poco a poco van comprendiendo que estas tareas se hacen para el confort de la familia, y no a cambio de algo. Ese es el objetivo final
No va a ver CUADRO toda la vida, es una ayuda ''temporal'' para aprender a organizarnos dentro de la casa como si fuera un juego. Y como todo juego hubieron premios.
Cuánto gasté en el proceso?
Algunos cuantos paquetes de gogos
Algunos libros de Gaturro 3D
Algunos paquetes de figuritas de la APERTURA 2010
Saliva, mucha
Pero si tuviera que pagar ‘’clases de ayudas hogareñas para niños’’ creo hubiera gastado más!
Estoy contenta! Hay cosas por mejorar! Muchas…partiendo desde mi! porque en el leer sus opiniones y algunos artículos he ído modificando mi pensamiento…creo que no debemos olvidar que existen otro tipos de recompensas sin ser materiales y que deben ALCANZAR para que nuestros hijos se sientan bien consigo mismos y con nosotros.
Veredicto Final:
PREMIAR si, no siempre con cosas materiales. Usemos el BUEN JUICIO!

Los resultados de la encuesta fueron:
Está bien premiar a nuestros hijos?
Si   83%
No  8%
No se   8%

Gracias a todos por los comentarios y las votaciones!