martes, 2 de noviembre de 2010

MI OPINIÓN SOBRE M.A.S.

Hace 3 semanas, y a partir de un devocional titulado: ''A PARTIR DE CUANDO HABLAMOS DE M.A.S. (Matrimonio, Amor, y Sexo) CON NUESTROS HIJOS, abrí una encuesta pública donde 12 amables personas  expresaron sus opiniones a travez de su voto, y ahora viene mi conclusión final.
Es una opinión muy personal, sencilla desde mi rol de hija de Dios, madre de 3 hijos, docente y formadora. No me avala ningún título, solo la Palabra de Dios y el ESpíritu Santo que me ayudó a escribir lo que les voy a compartir:




El debate sobre a partir de cuándo debemos hablar de M.A.S. a nuestros hijos se cerró hoy con la encuesta. Los datos arrojados fueron:
DESDE SIEMPRE…………..   75%
A PARTIR DE LOS 6 ……0%
A PARTIR DE LOS 8… ..12%
A PARTIR DE LOS 10…..O%
A PARTIR DE LOS 12…….. 8%
NUNCA HABLO DE SEXO CON MIS HIJOS…0%
NO SE…………………….0%
Después de escuchar las opiniones de las personas que están a mí alrededor, de leer un poco y recapitular mi experiencia con mis hijos, llegué a algunas conclusiones absolutamente PERSONALES que me gustaría compartir:
·       QUÉ HABLAMOS CUANDO HABLAMOS DE SEXO? Depende de la edad de nuestros hijos, en nuestro caso con niños de 8 y 9 años hasta ahora no hemos hablamos del hecho concreto del acto sexual (COITO) aunque sí de las caricias y los besos desnudos, porqué así fue cómo el mayor nos lo planteó una vez mientras cenábamos..chan! J Hacemos mucho énfasis en nuestras conversaciones que el sexo ha sido creado por Dios y es hermoso dentro del matrimonio. Solo los papas y las mamas tienen la libertad de hacerlo. Pero sabemos que tienen un conocimiento limitado del sexo, hasta donde ellos nos han preguntado. Nada más. A medida que vengan con más preguntas iremos respondiéndolas con sabiduría, y naturalidad.
·         EL SEXO ES UN ASPECTO DE LA SEXUALIDAD: la sexualidad está presente en nuestras vidas desde que nacemos, es una conducta respecto a nuestro cuerpo, al del otro, es un conjunto de sensaciones, respuesta a estímulos, imagen corporal, maneras de expresar afecto, etc. El sexo es solo un aspecto de la sexualidad, por eso podemos hablar de sexualidad con nuestros hijos sin hacer referencia al sexo. La ley sobre la EDUCACIÓN SEXUAL en las escuelas hace énfasis en educación sexual de acuerdo a la etapa evolutiva de los niños, no enseña sobre sexo a los chicos. (Aunque depende quién sea el tutor a cargo y la filosofía de la escuela, claro)
·         HABLAR DESDE TEMPRANO ES LO MEJOR: Desde que están conociendo las partes de su cuerpo, lo mejor es incluir el pene y la vagina por su nombre, sin sobrenombres, risas ni bromas cuando aún son pequeños y por el resto de la vida
·         ANTICIPARNOS a la info que puedan recibir por parte de los medios (computadora, programas de tv, publicidades, video juegos), de amigos e inclusive de la escuela.  Hay una sobre exposición del sexo en todas partes, y una degradación TOTAL del mismo que informa o mejor dicho: mal informa  a nuestros hijos acerca del tema. Por eso es tan importante que seamos nosotros los dadores de la información PURA como la conocemos y hemos recibido de parte del Señor.
·         EQUILIBRIO: Explicar de más puede ser tan dañino como el silencio. Cuidado con esto.  Tampoco  ‘’dormirse en los laureles’’ de: -‘a mi hija no le interesa  hablar de eso’ cuando la nena ya está grandecita porque puede que lo esté hablando con otros. Un equilibrio
·         ESCUCHA ACTIVA: No quiere decir oír detrás de la pared, o por el otro teléfono, sino escucharlos en sus conductas, en sus relatos, en sus preguntas,  y responder hasta donde estén satisfechos.
·         INTERVENCIÓN JUSTA: Aprovechar sus comentarios cuando: ven una propaganda en la tele con imágenes inapropiadas, cuando ven un cartel con un desnudo, cuando oyen acerca de la ley que permite a los homosexuales casarse, cuando ven 2 chicas besarse, cuando un matrimonio cercano se separa, cuando una chica soltera aparece con panza de embarazada, cuando oyen un comentario sobre sexo en la calle. Esos son los momentos de intervención! No esperar al día de ‘la charla’. Esto es para nosotros hablar de sexo.  

·         RETOMAR LA CONVERSACIÓN: No es una conversación y listo. Es continua. No todo el tiempo, pero en un clima de confianza se habla, se pregunta, se responde tantas veces como sea necesario. La sexualidad, el sexo y estas cuestiones no se entienden en una sola conversación.
¿HASTA DÓNDE LLEGAR?
Según el Dr. Osvaldo Maccio, pastor, psicólogo y una vida dedicada a la familia, en su libro: MANUAL DE EDUCACIÓNS EXUAL PARA LA FAMILA Y LA ESCUELA: nos dice:
‘Aunque parezca exagerado educar sexualmente desde el nacimiento, esta educación debe estar ya en las mentes de los padres.
Tengamos presente que un niño siempre está en edad de saber lo que pregunta. Según la edad debe ser nuestra respuesta, pero una respuesta debe siempre haber y esta debe ser verdad.
Los niños tienen distintos niveles de curiosidad y de entendimiento dependiendo de su edad y nivel de maduración. A medida que crecen, los niños frecuentemente preguntarán más detalles acerca del sexo.
Un niño de 5 años podrá conformarse con una contestación sencilla de que los bebés vienen de una semilla que crece en un sitio especial dentro de la madre. El papá ayuda  cuando su semilla se combina con la de la mamá, lo que hace que el bebé comience a crecer.
Un niño de 8 años: puede querer saber cómo la semilla del papá llega hasta la semilla de la mamá. Los padres entonces pueden hablar acerca de cómo la semilla de papá (el espermatozoide) que viene de su pene se combina con la semilla de la mamá (o huevo) en su útero. Entonces el bebé crece en la seguridad del útero de la mamá por nueve meses hasta que está lo suficientemente fuerte para nacer.
 Un niño desde los 9 años en adelante: puede querer saber aún más: -Pero el papa cómo pone el espermatozoide dentro del útero de la mamá? Y los padres pueden ayudar hablándole acerca de cómo un hombre y una mujer se enamoran y entonces pueden decidir tener relaciones sexuales.
Quizás podemos diferir en la postura tomada acerca de este tema, pero lo bueno es tener la capacidad de conversarlas, meditarlas, escucharnos y enriquecernos con la lectura de opiniones que divergen de la nuestra.
Transcribo la opinión aportada por la señora Alejandra Oroza, docente, y líder de adolescentes de la Iglesia Cristiana de la Puerta Abierta, además de mamá de 2 niñas adolescentes. Ella  nos dice:
CREO MUY NECESARIO HABLAR DE AMOR Y SEXO CON NUESTROS HIJOS DESDE SIEMPRE!CON UN IDIOMA CLARO Y SENCILLO, SIN MIEDOS, MOSTRANDOLES LO BELLO QUE ES EL AMOR Y EL SEXO EN EL MOMENTO PENSADO POR DIOS PARA DISFRUTARLO.
EN ESTOS TIEMPOS EN DONDE NUESTROS NIÑOS RECIBEN TANTA INFORMACIÓN INADECUADA, ES NECESARIO QUE ENCUENTREN EN SUS PADRES UN ESPACIO EN DONDE PODER CONVERSAR DE ESTOS TEMAS EN UN MARCO DE SEGURIDAD Y CONFIANZA.
Termino con un CHISTE que leí al pasar:
 -‘ Mamá que es sexo?’
 -‘Mira hijo, los hombres y las mujeres son diferentes desde que nacen...........bla bla bla...........y (así sigue por más de media hora, dictando una Conferencia de Educación Sexual, incluido el uso del condón y los lubricantes) y luego concluye preguntando:
-‘ Me entendiste hijo?’’

 -‘Mm… creo que si Mamá,  y todo lo que me dijiste debo escribirlo en este cuadradito donde dice "SEXO" ?

Gracias por tomarte el tiempo en leer este artículo!
Natalia Managó

5 comentarios:

Juliana Bongarrá dijo...

Coincido en todo, o casi todo.
En mi casa:
Optamos por absoluta naturalidad.
Se habla de sexualidad desde siempre, hablando sobre la anatomía, las diferencias en los sexos.
De la atracción hombre.mujer.
Besos, caricias. Lo ven, lo viven.
No hay problemas de vernos en ropa interior, nos cuidamos con la desnudez.
A sus preguntas: respuestas. A sus silencios, respeto.

El título M.A.S. para mi remite a sexualidad en su especial matiz de intimidad y coito.
Todo el resto se puede hacer de novios. En Cristo, enamorados. Porque se elige, y la elección es cosa seria.
Eso se los diremos, en la medida que lo charlamos, lo pregunten.
(Hemos hablado mucho más de "yugo desigual" con palabras que ellos entienden, que lo que nos hubiéramos imaginado o planeado.)

El sexo en lo personal ha sido así. Sin rollos. Con claridad, natural, hermoso. No lo he vivido de otra forma y no quiero cargar las tintas sobre eso.
Quisiera que para ellos sea igual.
Tanto énfasis, vueltas y teorías , los sí y los no, lo nubla. Lo pone como algo "sospechoso" No se, me parece.

Todo lo que escribiste en la conclusión es muy completo y claro.
Te felicitoo!
Creo que mucha gente hoy hace eso con sus hijos.
Y los niños preguntan y charlan de esto mucho más de lo que se hacía en nuestra época.
Eso no es ni mas bueno ni mas malo. Es diferente.
Y si estamos alertas compartiremos nuestros conocimientos y experiencias sin vueltas, sin temor y en la medida que nuestros hijos vayan necesitando saber.!
Te quierooo.

Juliana Bongarrá dijo...

Coincido en todo, o casi todo.
En mi casa:
Optamos por absoluta naturalidad.
Se habla de sexualidad desde siempre, hablando sobre la anatomía, las diferencias en los sexos.
De la atracción hombre.mujer.
Besos, caricias. Lo ven, lo viven.
No hay problemas de vernos en ropa interior, nos cuidamos con la desnudez.
A sus preguntas: respuestas. A sus silencios, respeto.

El título M.A.S. para mi remite a sexualidad en su especial matiz de intimidad y coito.
Todo el resto se puede hacer de novios. En Cristo, enamorados. Porque se elige, y la elección es cosa seria.
Eso se los diremos, en la medida que lo charlamos, lo pregunten.
(Hemos hablado mucho más de "yugo desigual" con palabras que ellos entienden, que lo que nos hubiéramos imaginado o planeado.)

El sexo en lo personal ha sido así. Sin rollos. Con claridad, natural, hermoso. No lo he vivido de otra forma y no quiero cargar las tintas sobre eso.
Quisiera que para ellos sea igual.
Tanto énfasis, vueltas y teorías , los sí y los no, lo nubla. Lo pone como algo "sospechoso" No se, me parece.

Todo lo que escribiste en la conclusión es muy completo y claro.
Te felicitoo!
Creo que mucha gente hoy hace eso con sus hijos.
Y los niños preguntan y charlan de esto mucho más de lo que se hacía en nuestra época.
Eso no es ni mas bueno ni mas malo. Es diferente.
Y si estamos alertas compartiremos nuestros conocimientos y experiencias sin vueltas, sin temor y en la medida que nuestros hijos vayan necesitando saber.!
Te quierooo.

Natalia dijo...

Gracias Ju por tu comentario!
Es así!
Me gustó tu frase: ''Ante sus preguntas, respuestas. Ante sus silencios, respeto''

Natalia dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Anónimo dijo...

Hola Naty!Maravilloso el tema de hoy!!!!!!!!!es realmente una Bendicion! poder hablar con total sencilles,un tema tan conflictivo desde siempre, me cayo la ficha sobre la pregunta que hizo el mayor,yo me hubiera escondido abajo de la mesa!!!!!!! je je ! Tengo un monton de besos para todos !!!! Mami