sábado, 15 de noviembre de 2014

ALTO EL FUEGO! ES NAVIDAD!




Hace exactamente 100 años, en medio de una guerra que fue conocida como la “Primer Guerra Mundial”, sucedió algo increíble que vale la pena recordar: Dos tropas enemigas se encontraban en trincheras.  Si te preguntas que son, te cuento que eran unos refugios sucios y mal olientes donde se escondían los soldados en grupo, hacinados como sardinas en una lata para resguardarse del peligro. Estaban lejos de casa, peleando por una causa, aturdidos, confundidos, con hambre, enfermos y con frió. Y no importa de que lado, si Ingleses o alemanes,  a ambos batallones les pasaba las mismas cosas por la cabeza: preguntas, broncas, miedo, enojo y amargura.
Cuenta la historia, que en vísperas de Navidad, las tropas alemanas estaban cabizbajas, tristes y desesperanzados. Entonces, para animarlos un poco, el comandante general mando a pedir luces navideñas y doble ración de comida para levantarles el animo a los soldados. Fue así que las tropas alemanas decoraron sus trincheras con lo poquito que habían recibido y poco a poco recuperaron el animo hasta empezar a entonar villancicos e himnos, como  “noche de paz”.
Me gustaría mostrarte que paso por medio de este comercial que salio hace a penas dos semanas, entendiendo que a pesar de ser un comercial fue basado en esta historia verídica que te estoy contando.

Increíblemente la tropa enemiga cuando escucho “Noche de paz” desarmo su guardia y se unió al canto. Y no solo eso. Los veteranos de guerra, y los diarios escritos por soldados cuentan que ese día intercambiaron pertenencias como chocolate, tabaco, pan y salchichas. Ademas jugaron un partido de fútbol conversaron, se rieron y jugaron por horas.
También enterraron a los recientemente muertos y hasta les ofrecieron un funeral donde ambas tropas despidieron a susvictimas de manera conjunta y se cuenta que recitaron de memoria un salmo. El salmo 23.

“El Señor es mi pastor, nada me faltara
En lugares de delicados pastos me hara descansar,

Junto a aguas de reposo me pastoreara”

Hay fotos que documentan estos hechos. Pegales un vistazo!








La historia continuo de manera triste. Pronto la paz se desvanecio con el primer disparo. En contra de su voluntad ambas tropas debieron volver a sus puestos y a partir de entonces los comandantes en jefe se ocuparon de no permitir nunca mas un acercamiento entre tropas enemigas para evitar contacto y reblandecimiento.



Que te hizo pensar esta historia? A mi me hizo recuperar el verdadero sentido de la Navidad. Regalos? Fuestas? Comida? Brindis? Pirotecnia? No. Tregua
Tregua es lo que paso esa noche del 1914. En medio del ruido, del enojo, del miedo, del odio, se poso un espritu de tregua. Tregua es un “Alto” “Silencio” Como cuando dices “pido” en medio de un juego. Es como decir: “Momento! Necesito un respiro” y los demas respetan ese pedido. Es decir: “Basta por un rato”.

Que al leer esta historia, y su reflexion puedas pensar y decidir a quien le vas otorgar una tregua en esta Navidad.
Sera a tu orgullo? A algun habito que te hace mal? Al pesimismo? Al odio? Por que no le das una tregua a alguien que quizas no la merezca, pero que le hara mucho bien un “Alto el fuego” no te juzgo mas!

 En esta Navidad, que podamos brindar como estos soldados, juntos aunque muy distintos, y podamos decir con la copa levantada: NOCHE DE PAZ, NOCHE DE AMOR. JESUS NACIO! Y TRAJO RECONCILIACION.

Natalia Manago



3 comentarios:

Edurne dijo...

Qué linda historia! No la había escuchado nunca, la compartiré con mis hijos sin duda esta Navidad. Gracias!!

Natalia Manago dijo...

Me alegro que te haya gustado! Por visitar mi otro blog donde publico mas historias que aca! Es www.diezminutoscondios.blogspot.com
Dios te bendiga!
Natalia

DanielaPS dijo...

Wuuooo! Me encanto ! Gracias por compartir este mensaje que llama a la tregua ! Saludos