martes, 6 de diciembre de 2011

La fe de un niño, mejor dicho: "la fe de mi niña!"

Cuando acuesto a Ana tenemos un ritual: Ella "abre su corazón" y yo oro. Ubica su mano derecha sobre el pecho y la abre como una ventana. Dice que las palabras que oro tienen que "entrar" en su corazón. Creo que es una manera de "predisponerse" a orar. Y aunque no es bíblico me gusta la idea.
A veces me pasa que hago una oración larga y cuando decimos "amén" ella exclama: "OH! No abrí mi corazón!" Entonces tenemos que orar nuevamente.
Parte del ritual es mencionar ciertas cosas en mi oración como pedirle al Señor que "arranque los pensamientos feos de su mente, y plante sueños de risas y cosquillas", y hay una frase que nunca quiere que falte y que ella misma inventó: "Gracias Dios porque Ana es bendita y mil veces bendita"
Al principio me costaba entender la frase, pero creo que se trata de confesar que es "especial para Dios, y para nosotros, que es amada, que es bella por dentro y por fuera, etc etc" Entonces lo declaro con fe una y otra vez cada noche, con su "corazón abierto" y ella lo cree, me cree y Le cree!
La semana pasada lo "expermenté con mis propios ojos" Y sinó para pruebas sobra un botón:

Después de tanto esperar el evento Perez,  a Ana se le cayó su primer dientito!!

Tuvo una super sorpresa que le hizo entender de que ya está más cerca de primer grado que del jardín: le entregamos la remera de egresados!

Estampó lo único que quedará de ella en el jardín: "Su huella"

Esta foto me encanta! Tiene un gesto de "sorpresa" y "emoción" por el primer diente




Al otro día de la "pérdida del primer diente" se cayó el segundo! En el mismo lugar del día anterior!!! Se amplían las ventanas, pero la alegría continúa!
Esa misma semana cumple su sueño de princesa y se disfraza de "Lady Marian (la novia de Robin Hood) en el último acto de fín de año del jardín



EL mismo día del acto, por la tarde estaría haciendo su coreografía final de danza en un teatro de la calle Bolougne Sur Mer (Teatro IFT)




Y cerraba la semana de emociones con el orgullo de portar la bandera de la Nación Argentina.
...............................................


Dios fué fiel. Oyó como siempre lo hace, lo que noche tras noche han declarado mis labios sobre Ana. Ana sos bendita y 1000 veces bendita!
Este me enseñó la importancia de declarar palabras buenas sobre nuestros hijos. Los hijos de Dios tenemos el "poder de bendecir" en el Nombre de Jesús a quienes querramos, y hay un "plus" cuando los beneficiarios son nuestros hijos porque además de poder, Dios nos ha dado "autoridad" como padres para bendecirlos.
Bendecirás a tus hijos hoy con tus palabras?
Puedes hacerlo mientras los abrazas, mientras los arropas dentro de sus camas, mientras les sirves la comida, mientras le cambias el pañal o mientras le das su remedio para la fiebre. Cualquier momento es bueno para declarar una palabra buena sobre ellos con fe. Fe en Dios, no fe en la nada. Fe en que Dios desea en ese instante lo mismo que tu para ellos.
"Porque yo se los planes que tengo para con ustedes-dice el Señor- Son planes de bien y no de mal, para darles un futuro y una esperanza" Jeremías 29:11

10 comentarios:

Mirta dijo...

Y te doy una noticia: aún cuando son adolescentes y te hacen salir canas verdes, o cuando deciden sus carreras y te necesitan aunque no quieran saberlo, cuando se enamoran o cuando elijen sus salidas diurnas o nocturnas, allí siempre estarán nuestras oraciones a su favor, auque a ellos no les importe, aunque crean que son grandes y no te necesitan, aunque sus decisiones no sean las que vos consideres correctas, aún allí estarán nuestras oraciones a su favor. Benditos sean nuestros hijos una y mil veces!! Amén.

Admin dijo...

Qué hermosa Anita!! sigue declarando bendición sobre tus hijos!! Un abrazo amiga!

Natalia dijo...

Gracias Mirta! Gracias Ligia! Son invitadas de lujo en este blog! Dios me las bendiga!

Juliana Bongarrá dijo...

Que hermoso! Me encantó. Todo. Ella, obvio, que la amo y todo lo que decís. Estoy a las corridas y no estoy pudiendo tomarme tanto tiempo con cada niño como lo hacés con Ana. Y me siento de mal!! Los hijos no esperan. Voy por más para ellos! Te quiero como siempre o más aún. Juli.

Débora Contreras dijo...

que justo fué para mi esta nota que hiciste de la tierna Anita, esta semana Dios me habló sobre esto, me emocionaron mucho tus palabras!!! Cariños!!

Natalia dijo...

Qué bueno que Dios tenga maneras tan diversas de habarnos, no Débora? Se empecina en hacernos entender ciertas cosas. Es un capo!Gracias por permitirme saber que te hizo bien. También por compartir la entrada en face! me honraste!
Juli! Tenés 4 hijos a los que atendes y das hasta la última gota de tu fuerza! ya van a crecer y a dejar de estar tan demandantes y podrás dedicar mas tiempo por separado...el próx año vas a ver la luz! =) Te quiero!

Anónimo dijo...

Bellisimo!!!! Amén Amén y Amén!!! declaremos con nuestra boca BENDICIONES DE DIOS PARA LA VIDA DE NUESTROS HIJOS! Él es FIEL, para derramar sus PROMESAS sobre sus vidas cada día! gracias NAty por compartirnos algunas de las muchas bendiciones que Dios derramo en Ana y me emociona desde el corazón haber podido ser parte de algunas de ellas!! GRACIAS DIOS!
ALE

Palita dijo...

¡¡ QUé hermosa ANa!! Cuando la vi entrar con la bandera en el acto, casi me pongo a llorar. Me acuerdo que cuando te conocí, estabas embarazada de ella!!!!!
Es una preciosura de niña, por dentro y por fuera!!!!!!!

Lara dijo...

Me emociona! Que hermosa ella y tu oración! Yo todas las noches le recuerdo que Dios tiene un plan especial para ella como para nosotros! Beso! Dios bendiga tu servicio!

Lara dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.