sábado, 13 de agosto de 2011

MOMENTOS...

La despreocupación de los niños...
Exploran, ríen, prueban, imitan, disfrutan...
Saben que están cuidados,
se sienten seguros.
Confían plenamente en quién está a cargo de ellos
y "descansan" en que no hay nada de qué preocuparse.
Ese "estado" es el que Dios nos ofrece,
si tan solo CONFIAMOS como los niños
en que Él está "a cargo" nuestro.
La Biblia dice:

"Entrega al SEñOR todo lo que haces;


                                              confía en él, y él te ayudará." Salmo 37:5


Para los adultos, confiar como niños no es fácil,
pero observarlos nos ayudará
a imitarlos.
Confiemos en Dios, y "descansemos" en quién está a cargo nuestro!
Que es en este día riamos, exploremos, probemos, imitemos y disfrutemos!

Esta entrada fue escrita en el CVSI mientras veía a Anita jugar con su amiguito Marcos...en un día fresco pero soleado