lunes, 16 de mayo de 2011

AMIGAS DE CRIANZA...

Esta mañana leí un artículo en inglés acerca de la crianza que me permitió pasar de la risa a la emoción en minutos. En él, la autora aconsejaba que toda madre necesita tres tipos de amigas para acompañarla durante la crianza de los hijos.
1) ALGUIEN QUE NO LE IMPORTE EL LÍO QUE HAY EN TU CASA: La autora dice que tiene un trato con una amiga: ninguna de las dos limpian su casa antes que la otra la visite. Se muestran tal cual son. No limpian y ordenan frenéticamente para tapar nada. Un timbre, se abre la puerta y se deja ver como vivimos. Hay paz en este tipo de relaciones y se disfruta el tiempo juntas sin culpas por el desorden de la vida real. Todas necesitamos una amiga qe no se fije si pasaste el trapo en el piso esta semana (o este mes?) si, le cambiaste el pañal al bebé o si los chicos continuan en pijama a la hora del almuerzo.
2) ALGUIEN QUE NO TE JUZGUE. En la crianza necesitamos amigas que no te hagan sentir que les debes expplicaciones por la manera que tienes de criar a tus hijos. Esto no significa que piensen iguales, sinó que cada una con su propia filosofía de crianza acepta y respeta la de la otra sin tener que defender posturas o decisiones familiares. Necesitamos la compañía de alguien que no nos haga sentir en falta por la manera que tenemos de criar a nuestros hijos.
3) ALGUIEN CON QUIEN DESAHOGARTE. Hay días, dice la autora en que todo se le complica y dice cosas en presencia de sus amigas tales como: "Me voy a ir de casa y que se arreglen solos" o " Me voy y regreso para cuando se estén graduando" y cosas por el estilo que una dice cuando está nerviosa y desbordada. Una amiga en serio es aquella a la que una no tiene que explicarle que esas palabras fueron productos de un desborde, que en realidad no fué eso lo que siente verdaderamente, etc. Una amiga te conoce y sabe que estás actuando así porque la circunstancia te superó.
La autora además cuenta una historia de una amiga que una vez la llamó para mover un "cuerpo" . El de su mamá completamente alcoholizada sobre un sillón. Estaba desmayada literalmente y sus nietos a punto de regresar de la escuela. La amiga recurrió a ella y le hizo un llamado telefónico desesperado en busca de auxilio. Por supuesto que la autora del relato accedió rápidamente. 
Una vez en la casa de la mujer, ambas cargaron el cuerpo de la madre alcoholizada hasta la habitación y allí la dejaron. Se dieron un abrazo sentido, sin reproches, explicaciones ni culpas. Solo hubo lugar para la comprensión y la ayuda práctica.
Desde entonces, ambas hablan de las amigas capaces hasta de mover un cuerpo, que son aquellas que te ofrecen la vida para ayudarte a salir adelante en la situación en que te encuentres.
Quienes tengan AMIGAS así tienen un tesoro!
Y yo les digo que SOY RICA!


1 comentario:

Juliana Bongarrá dijo...

Que hermosos! Y que bueno saber que tengo amigas que son un tesoro. Que me quieren. Tal cual soy. Que conocen mis defectos, me ayudan a mejorar puntos de vista, me dan ánimo, me hacen reír y llorar.. Gracias Naty. Sos la abanderada! Te amo amiga!