miércoles, 23 de febrero de 2011

Un día dedicado a ellos (como todos los días)

Empezamos el día yendo a comprar los materiales escolares pendientes, luego fuímos por las remeras del uniforme, y una vez en casa estuvimos 2 horas forrando, etiquetando, separando y preparando los útiles para guardarles organizadamente en la mochila hasta el lunes.
Qué placer trabajar juntos!
-Me pasas la plasticola?
-Te gusta como me quedó?
-Qué preferís, la etiqueta roja o la azul?
Fué un momento de camaradería buenísimo!
Seguidamente los mandé a bañar, y les hice el tratamiento de la pediculisis a cada uno.
Y el día no terminó!
Ya estamos vestidos y preparados porque en un ratito comienza la reunión de oración y hoy los niños son los invitados de honor.
Oraremos por ellos, por el comienzo de clases, y le pediremos a Dios que les de gracia, ganas, inteligencia,  voluntad, disciplina y gozo en los quehaceres de la escuela.
Fué un hermoso día! Nos sentimos bendecidos!