lunes, 17 de mayo de 2010

Rejuveneciendo como el águila

Anoche tuve un sueño hermoso, que cuando desperté se hizo añicos contra el espejo: soñé que me miraba frente al espejo y veía mi piel tersa y suave como la de un niño. Un placer! Un gozo! Luego sonó el despertador. Me desperté agitada, cansada, como si no hubiera dormido nada. Me apuré para vestirme, fuí al baño a cepillarme los dientes y de repente me miré al espejo. Saben qué vi? Que la mujer que miraba del otro lado tenía bolsas! Si, bolsas. Bolsas en los ojos! Qué horror!
Enseguida desperté a mi marido que dormía y roncaba como si fueran las primeras horas de la noche. Trató de refregarse los ojos para aclarar la visión y buscar las bolsas que tan alarmada me tenían. Las encontró rápido.
Empecé a cuestionarme desde cuándo estarían allí, de qué cosa estarán llenas, cómo haría para eliminarlas de mis ojos. Pensé en operarlas, hacer tratamientos naturales como pepinos, bananas, saquitos de té frío, etc.
Mientras un torbellino giraba en mi mente a gran velocidad buscando soluciones, recordé el sueño que había tenido a la noche, el del rejuvenecimiento.
Dios trajo a mi mente el texto del salmista que dice: ''Él es el que sacia de bien tu boca de modo que te rejuvenescas como el águila'' (103:5)
Me pregunto por qué no dirá que es el que sacia de bien mis ojos, que tanta falta le hacen! Ja! Perdón, no me quejo. Dios es sabio. Cuánto necesito que sacie de bien mi boca, que me llene de palabras sabias, que le dé gracia a mis labios, que me nutra de sus pensamientos para hablar la palabra justa, adecuada, la ''sasonada con sal'', como dice la Biblia, la condimentada.
Cuando logramos que se llene nuestra boca de todas estas cosas, la gente querrá estar a nuestro lado, correrán en busca de consejo, apreciarán nuestra conversación y nos sentiremos jóvenes, como el águila.
dicho sea de paso: sabés cómo se rejuvenece el águila?
Las águilas tienen un promedio de vida de 70 años. Aproximadamente a los 40 años de edad, su pico y sus garras han sufrido mucho desgaste y es ahí cuando el animal tiene muchos problemas para capturar las presas a las que está habituada y tiene que tomar por consiguiente una decisión muy drástica. Ella busca un sitio seguro en los peñazcos y que tenga en sus alrededores suficiente vegetación. Una vez lo localiza y arma su nido, ella entra en un período de recogimiento que va de cuatro a seis meses, en el cual deja de volar y se dedica a raspar sus uñas contra las piedras hasta que literalmente las desprende de su cuerpo. A partir de ese momento comienzan a crecerle las nuevas uñas y cuando estas logran desarrollarse, con ellas comienza a razguñar su pico hasta tumbarlo. Durante ese proceso ella se alimenta de la vegetación circundante, así como de los insectos que logra encontrar en ella, mientras le termina de crecer el nuevo pico. Una vez renovadas sus garras y su pico, emprende vuelo como si huebiese nacido de nuevo, de tal manera que ya queda habilitada para proseguir con los 30 años de vida restantes.
Una de las partes del cuerpo más significativas para que el águila rejuvenezca es el pico, y nosotros como cristianos también haríamos bien en renovar nuestro pico, es decir nuestra boca, para eso debemos transformar nuestros pensamientos porque la palabra dice: ''De la abundancia del corazón habla la boca''
Señor quiero rejuvenecer! Transforma mis pensamientos! Sacia de bien mi boca! Quiero tener palabras nuevas, pensamientos transformados y ser jóven de vuelta!


AH! Averigué algunos trucos para las bolsas de los ojo, te los paso?:
Hierve dos saquitos de manzanilla, guárdalos en la nevera. Cuando estén bien fríos colócate uno en cada ojo. Permanece echada 20 minutos, con los ojos cerrados y lo más tranquila que puedas, cuando te retires los saquitos de los ojos, aplícate un poco de crema, deja que se absorba bien. Verás el resultado.
-Para tomar: en el herbolario compra hamamelis, viene en gotas. Cada mañana diluye en un vaso con agua mineral, mejor Solan de Cabras, 10 gotas y bébelo en ayunas, haz lo mismo antes de comer y de cenar. El hamamelis es una planta con efecto drenante y descongestionante, es natural y no tiene efectos secundarios.