sábado, 16 de enero de 2016

El día que me doblé

Hoy leí:
"Cuando Dios te empuja al límite,  confía plenamente el El.
Porque solo dos cosas podrían pasarte:
Que te atrape mientras vuelas o que te enseñe a volar"
Soy de las mujeres que empiezan el día a las 6 de mañana y lo terminan a medianoche.
Con 3 hijos, un trabajo full-time y apasianada por lo que hago dentro de mi trabajo y afuera de el, es inevitable decir que me la paso corriendo para extraer del tiempo hasta su última gota para hacer todo lo que me propongo.
Lo exprimo como a una naranja dulce y helada en un día de calor!
Y de la misma manera espero las vacaciones después de cada semestre: contando los días que me faltan para dormir sin alarmas (aunque no las desactivo para aumentar el placer de revelarme ante ellas!) y seguir haciendo tooodo lo que me propongo hacer en el "tiempo de descanso"
Pero esta vez "Alguien" me cambio los planes.
Parece como si alguien le hubiera dado con su martillo a mi pizarra de ideas para este verano (que para mi es cortito, porque cuento con 4 semanas de vacaciones)
Un día (hace 11días) al levantarme de la cama, me quede doblada al medio literalmente de dolor en el ciatico. Fe allí en más:
Médicos
Turnos
Medicación
Resonancias
2 Bloqueos
Reposo
Noches sin dormir... Enteras! (ahora se darán cuenta porque estoy tan presente en las redes sociales y a cualquier hora!)
Y aunque todavía sigo en reposo con millones de preguntas del por qué a mi, por que en mis vacaciones, porque debo depender de los demás para trasladarme,  para hacer compras. para agarrar las cosas, etc, de muchos temores en cuanto a si voy a poder volver a vivir sin dolor, si voy a poder hacer deporte, si voy a poder desenvolverme en mi trabajo, etc, empecé a dejar de cuestionar mis circunstancias, y a tratar de buscar el propósito escondido en todo esto.
Hay una canción que descubrí "el día que me doble" que puso en palabras lo que estoy viviendo. Es de Jesús Adrian Romero y se titula:"Vengo a Rendirme" pueden buscarla en YouTube)
Lo bueno es tener la certeza de que Dios puede doblarte y aun quebrarte pero es solo con el propósito de hacernos nuevos, más fuertes, más sabios y más dependientes de El! Y la buena noticia es que jamás nos deja solos en el proceso!
"Mi Presencia ira contigo y te daré descanso"

PD: no me gusta publicar cosas del tipo: "personales negativas" en redes sociales, pero se que tengo mucha familia (de carne y en la fe) orando por mi  y aprovecho este medio para agradecerles por tomarse el tiempo de orar, de preguntar y acompañarme.
Todo pasa! Y esta circunstancia no será una excepción!
"Si alguno está cerca, no me alcanza el celular que está apoyado sobre la mesa por favor?" jaja

Dios los bendiga!
Natalia Manago

No hay comentarios: