jueves, 9 de agosto de 2012

La mamá Vicky y sus cobis


El lunes 6 de agosto, me desperté temprano para levantar a los chicos, y como de costumbre primero fuí a abrirle la puerta a Koda, y a revisar a los cobayos, especialmente a Victoria que estaba embarazada´.
A medida que me acercaba a la cuevita, comencé a escuchar ruídos aquosos, y ciertos chillidos muy suaves. Levanté la mantita donde estaba Vicky y allí la encontré, dando a luz.
Fué tan impactante para mí!
Inmediatamente fui a despertar a los chicos, quienes bajaron en pijamas y refregándose los ojos para ver el tremendo espectáculo de la vida.
Victoria, la cobayita mamá nos miraba con aspecto cansado, toda despeinada, agotada, nerviosa, medio stressada, y debajo de ella tomaban la teta cuatro cobayitos. Dos blanquitos como ella, y dos manchados. (como la´tía Manchita!)
Todo el día estuvimos alabando a Dios por la maravilla de la vida!
Haber hecho la naturaleza de los animales de tal manera que se arreglen solos para parir, sin quejas, sin ayuda, y hacerlo con esfuerzo como nosotras, pero sin ningun tipo de instrucción.
Verla a Vicky cada día amamantar a su cría con tanta paciencia me llena de orgullo, porque pienso en su Creador y digo...ES UN GENIO! LAS PENSÓ TODAS! NO SE LE ESCAPÓ NADA!
Y si Él cuida a sí de estos bichitos, cuidará también de mí! y de mi familia.
Qué experiencia maravillosa que estoy 100% segura estará grabada en el corazón de los chicos para siempre!